MARTES: MANOS ABIERTAS

 NOS SALUDAMOS                                          

                      ¡MUY BUENOS DÍAS A TODOS!

  


NOS SERENAMOS                                                

Siéntate en una postura cómoda. 

Relájate. Cierra los ojitos si te apetece.

Pon la manita en el corazón.

Haz tres respiraciones profundas. 

Ya puedes abrir despacito los ojos.....

Dios te escucha. 


ESCUCHAMOS                                                     

¿Recordáis el evangelio del domingo?

Jesús se compadeció de los que iban tras Él y llevaban ya días sin comer, y dijo a sus discípulos que les dieran de comer.

Jesús nos quiere tanto que antes de subir al cielo buscó una manera de estar para siempre con nosotros: la Eucaristía. 

Cuando nosotros celebramos la Eucaristía recibimos a Jesús y también a nosotros nos dice lo que a sus discípulos: “que nadie se quede sin comer”. ¡Comparte! ¡Reparte el amor que yo te doy!

PÁRATE Y PIENSA: ¿Qué puedes compartir tú hoy?


Jesús, ayúdanos hoy a comprender tus palabras. Ayúdanos a salir de nuestros intereses egoístas y abrir los ojos para ver quién nos necesita.

Concédenos unas manos siempre abiertas para “dar de comer” a los que lo necesiten. AMÉN




REZAMOS  JUNTOS                                             







NOS DESPEDIMOS                                            


Madre Divina Pastora, ruega por nosotros. 

San José de Calasanz, San Faustino Míguez y Beata Victoria Valverde, rogad por nosotros. 


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 






Comentarios